« Vistas desde el hospital | Inicio | La aparición del Espírito Santo »

Tapar anuncio publicitario

Tengo claro que cuando recibes un servicio gratis, no deberías tener muchas pretensiones sobre la calidad. También tengo claro que muchos servicios gratis se mantienen de la pubilcidad. Pero cuando esa publicidad lo que hace es atacar tus nervios, me veo obligado a taparla.

Publicar un comentario