« Supercomputadora | Inicio | Gestión de la información: Una propuesta »

La etiqueta chillona

Entro a la librería y se salta la alarma de la entrada que cuida que nadie se lleve un libro sin pagarlo. Me paro y todos dentro clavan sus miradas en mí, yo turbado, miro hacia las dependientes y éstas se sonrríen. Una se acerca a mí y me hace que retroceda hacia la entrada y de nuevo suena la alarma, y como no llevo nada en las manos, entonces me dice, -Tiene alguna etiqueta en la ropa que debe quitar, y me invita a pasar. Voy al estante de los libros de computación, no encuentro ninguno que me interese y antes de llegar a la puerta en mi retirada, les hago una seña a las dependientes de que la alarma va sonar y efectivamente sonó, ahora se rieron.

Camino a casa pensaba solamente qué cosa llevaba encima que hacía saltar las alarmas de las tiendas. Llego a la casa, me desvisto y comienzo a registrar la ropa y en el pantalón encuentro una etiqueta de tela que tiene escrito: Please Remove y una tijera dibujada.

Etiqueta chillona

Cuando abro la etiqueta de tela, aparece la famosa etiqueta RFID causante de las falsas alarmas.

Etiqueta RFID

Bueno, de ahora en adelante revisaré cuidadosamente las ropas nuevas que compre. Ya pagué la novatada. Emoticon de risa

Comentarios

Hola AGUS
Esas etiquetas de seguridad han creado un dolor de cabeza. Se supone que cuando la prenda pase por la caja, se destruya la etiqueta de seguridad, pero muchas veces no sucede y se saltan las alarmas. Dinos hasta dónde ha llegado tu reclamación.
Saludos
Pues, a mi me ha pasado algo similar y he puesto una reclamación, porque eso atenta contra mi honor y mi imagen (DERECHO FUNDAMENTAL), ya que se me está considerando como un ladrón. Yo no tengo porque cortar ninguna etiqueta. Un día me sonó y pasaba gente que conocía, me morí de vergüenza, ya que ellos consideraron que yo había hurtado algo. Creo el sistema de seguridad debe corregirse y si un consumidor adquiere una prenda correctamente, no es de recibo que le vayan sonando las alarmas por todos los comercios y que tenga que ir o enseñando el ticket, o la etiqueta o cualquier otra cosa. Además y esos residuos que se crean al cortar esas etiquetas. Yo no tengo porque llevar constantemente en mi poder unas tijeras para el caso de que se me ocurra comprar algo. Exijo que cuando en mi poder esté un articulo que he comprado correctamente, no se me considere indiscriminadamente como un presunto ladrón. ¡salud¡
jajaja Amigo, no te creas que soy el único; sobre todo en los centros comerciales tipo mall, se saltan constantemente las alarmas de las entradas cuando entras a una tienda con un artículo comprado en otra. Esto lo he visto mucho en Bucarest.
Desde luego te pasa cada cosa que a nadie mas. Un dia de estos te caes de espaldas y te rompes la nariz. SALUDOS.

Publicar un comentario