« Ese desastre llamado Internet Explorer | Inicio | Armand Asante filma en Ruse »

1 de marzo, dí­a de la Abuela Marta

Esta es una de las costumbres más interesantes de los búlgaros.

El primer grupo de rituales tiene como objetivo asegurar buen tiempo. Antes de la salida del sol, las mujeres cuelgan en el patio algo de color rojo, ya sea una prenda, manta, faja o lana y lo dejan ahí­ nueve dí­as.

Se cree que el color rojo alegra a la Abuela Marta, o sea habrá buen tiempo. Las ancianas no salen temprano para no cruzar camino con la Abuela Marta para que esta no se enfade; por el contrario, si la topan muchachas jóvenes, habrá un tiempo bueno y cálido.


Las mujeres no lavan o tienden ropas blancas para que no se forme escarcha o caiga granizo. Para protegerse de los rayos, cuando se lava, no se golpea la ropa con el madero; no se teje o se hierve cosa alguna. Las mujeres evitan tener que coser, tejer, hilvanar o trabajar en el huerto. En las ciudades se celebran los sábados del mes de marzo de forma especial.

Entonces, las mujeres no realizan ninguna labor doméstica y los hombres no aran la tierra. No se ponen al fuego cazuelas tiznadas para que los cereales no cojan moho.

El primero de marzo por la mañana las mujeres sacuden todas las ropas, alfombras y colchas, barren y queman la basura en el patio para expulsar los piojos y todas las cosas malas. Encender la hoguera y saltarla, se asocia con la expulsión de las serpientes y lagartos.

El segundo grupo de costumbres y rituales se refieren a la salud. La costumbre más interesante es la confección de mártenitzas que se prenden en el cuerpo. La noche anterior al primero de marzo o temprano en la mañana del dí­a primero, la mujer más anciana en la casa, que debe estar limpia, hilvana lana de color rojo y blanco. Las mártenitzas se atan en las manos y cuellos de los niños, en las trenzas de las señoritas y en las agujas de hilvanar de las ancianas, en los árboles frutales, en los caballitos, terneros y corderitos.

Una de las mártenitzas más tí­picas es la que representa a un hombre y una mujer, llamados Pizho y Penda.

foto de Pizho y Penda

Las mártenitzas pueden ser de varios colores, adornadas con crucesitas, monedas, dientes de ajo, etc. Se llevan hasta que uno vea una golondrina o cigüeña. Entonces se desprende del cuerpo y se pone debajo de una piedra y se hacen conjeturas. Después de varios dí­as, si debajo de la piedra hay hormigas, será un año con muchos corderos, si salen gusanos entonces serán caballos. La mártenitza se puede colgar de un árbol frutal.

foto de martenitza en un árbol

Publicar un comentario